top of page

El foco y la atención plena como los antídotos a este mundo líquido y efímero

Actualizado: 4 oct 2023

Desde 2017 hacemos el curso Neuroliderazgo, que vuelve a hacerse el próximo 24 de octubre y nos hemos dado cuenta que hay un antes y después en esta formación, cuya técnica principal pedimos a los asistentes que practiquen es el Mindfulness. No es todo en el pasado curso Agilidad emocional también proponemos la práctica de la atención plena. Al final de cuentas parece que el estar enfocados nos trae mejor energía, productividad y logro de nuestros objetivos




Recientemente asistí al Forbes Mujeres Power Summit, donde tuve la oportunidad de escuchar a 19 mujeres hablando sobre sus experiencias en liderazgo. Sin duda, disfruté escuchando a todas las ponentes, especialmente Fernanda Ariceta, Ana Iewdiukow, Carolina Abuchaljia, Virginia Garda y me encantó la conducción de María Gomensoro, me sorprendió la tímida valentía de Valeria Gil a la intendente Carolina Cosse ya que preguntó de forma audaz a temas difíciles pero bajaba la cabeza, lo hacía en tono bajo, como escudándose de tomar partido. En realidad, este modo de pedir permiso para decir, para enfrentar, para discutir es una característica muy femenina, tanto que Marcela Dobal, directora de Forbes Uruguay tuvo que subrayar lo excelente periodista que era Valeria, como si alguna de las presentes lo hubieramos puesto en duda ya que su lenguaje corporal y su tono titubeante no parecía relacionarse con las preguntas audaces que decidió hacerle a Cosse, por ejemplo, sobre el enorme presupuesto que llevó el Antel Arena.




Pero sin duda lo que más me llamó la atención fue que muchas de las ponentes se referían al ser femenino con la ventaja que "podíamos hacer muchas cosas a la vez", el famoso multi tasking que tan mal ha hecho a las féminas. Cada vez que no pudimos terminar un proyecto, una carrera o concentrarnos en un trabajo es gracias al multitasking, erroneamente apreciada como cualidad cuando ya la neurociencia ha dicho que hace fatal a nuestro cerebro.








Afortunadamente, en el cierre llegó una entrevista de Dobal a la psiquiatra infantil Natalia Trenchi, que reforzó mis ideas, proponiendo a las mujeres que no quieran hacer todo y que no tenemos porque hacer todo bien ni todo al mismo tiempo. Justamente sobre esto de decir no y establecer foco, me centro hace años en mi trabajo como psicóloga, coach, docente y consultora.






La práctica de la atención plena mejora la conectividad dentro de las redes del cerebro que evita que nos distraigamos. Claro que el término "mindfulness" está un poco de moda en los círculos empresariales. Una vez más la frivolización de un término que se pone de moda. Sin duda, si tenemos que explicar lo que es el mindfulness lo entendemos por su opuesto: la falta de atención.


La distracción, la desatención, la desconfirmación son aspectos que nos llevan a engancharnos con pensamientos obsesivos, repetitivos, de vivir en piloto automático y de forma inconsciente. El no estar presentes es la causa de nuestras obsesiones, nuestras depresiones, nuestras ansiedades que nos impide pensar detenidamente.


Si practicamos la atención plena, dejamos de engancharnos en sentimientos y pensamientos incómodos en lugar de entrar en el torbellino que te proponen. Cuando eres consciente de tu ira o de tu miedo, puedes observarlo con mayor sensibilidad, concentración y claridad emocional, encontrando la causa de donde proviene tu ira o tu miedo. Incluso puedes descubrir que tu ira proviene del miedo o que el miedo en realidad proviene de la dificultad de reconocer el amor.


La atención plena nos guía para volvermos más flexibles porque comenzamos a observarnos como los pensadores que tenemos esos pensamientos. Cuando prestamos atención, sacamos a nuestra conciencia y nuestro verdadero ser de las sombras. Creamos como decía Victor Frankl ese espacio entre el pensamiento y la acción y así podemos asegurarnos que actuamos con voluntad y no simplemente por costumbre. Por tanto, tanto en nuestro curso Neuroliderazgo, en su parte Regulación emocional como en el de Agilidad emocional proponemos que no evites ni niegues tus pensamientos o emociones preocupantes sino que los reconozcas y así puedas vivir como deseas.


¿Quieres sumarte a la próxima edición de Neuroliderazgo?

Mira más AQUÍ


¿Quieres saber más sobre nuestros cursos? Mira AQUÍ



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page