La creatividad y el storytelling como recurso

Actualizado: jun 30

Cada día en nuestro puesto de trabajo, tenemos que apelar a la creatividad. Durante años, podíamos tener una estrategia empresarial muy efectiva que tras unos años no resulta. Cuando algo que estabamos haciendo ya no resulta, debemos ser creativos. Porque sólo creando alternativas, podemos encontrar posibles rumbos para solucionar problemas y salir de las crisis. Uno de los caminos que más está empleando la creatividad es el storytelling o el arte de contar historias.



Una foto muy bien iluminada, una pose bien cuidada que finge naturalidad, unas tazas de té y en eso leemos un texto extenso donde nos cuenta un drama que puede citar a hijos, padres, madres, abuelos, parejas y una vez que termina la historia, no faltan las etiquetas no vaya a ser que nadie encuentre la historia. Eso es más ni menos el storytelling, que es una herramienta brillante en buenas manos y resulta cansina en otras. Me resulta fascinante escuchar cómo aplica el storytelling Margarita Pasos, una de las próximas ponentes del VIII CALM. Claro que Margarita resulta creíble y genera verdad. Porque para conmover con el storytelling, tu público te debe creer.


Christian Salmon en su libro "Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes" desvela cómo una buena historia es la nueva arma de distracción masiva que los políticos utilizan para vender sus mensajes al público. Según el autor, el uso de la narración puede ser un modo de simular, convencer y movilizar a la opinión pública. Desde hace unos años, el arte de contar historias se ha convertido en el arte de la manipulación.


Muchos influencers utilizan el storytelling a la vez que cuidan sus fotos y videos y utilizan las mismas plantillas para decorar su Instagram. Es el culto a lo mismo que vengo hablando hace tiempo. Desde la política, se construyen imaginarios, se crean mentiras sofisticadas y al final, el «storytelling» resulta mucho más eficaz que la propaganda porque no pretende modificar las convicciones de la gente, sino que busca hacerla partícipe de una historia apasionante, de una gran novela. Apunta a la credulidad. Hemos pasado así, como afirma Salmon de la opinión pública a la emoción pública. Lo importante ya no es el debate de ideas, sino la regulación de las emociones.


«Storytelling» es en sí el arte de contar historias con un fin comercial, político, moral, religioso. Un arte peligroso que en manos de los «gurús» del capitalismo se ha convertido en un arma «nuclear» de comunicación. El arte del relato que, desde los orígenes, cuenta la experiencia de la humanidad, se ha convertido bajo la insignia del storytelling en el instrumento de la mentira de Estado y del control de las opiniones. Tras las marcas y las series de televisión, pero también en la sombra de las campañas electorales victoriosas, de Bush a Sarkozy, y de las operaciones militares en Irak u otra parte, se esconden las aplicaciones técnicas del storytelling. El imperio ha confiscado el relato.


Diseña tu historia


¿Tienes una idea que puede conectar con tu audiencia? Puedes usar una foto antigua en blanco y negro o bien una foto actual a color, lo importante que eso que cuentes emocione a tu audiencia.

Crea contenido relevante


Según Vilma Nuñez, la reina de los productos digitales, un buen storytelling debe tener el efecto WOW, que implica impacto y sorpresa en tu público, además del efecto personal – conecta directamente con su corazón, busca el lado emocional, debes decir algo relevante, no lo típico de siempre, cuenta tu experiencia y apela a su memoria, que nadie se olvide de la historia que has contado.


Desde este blog que va a ir sumando mis posts de blogs anteriores, habrá una gran cantidad de contenido y en muchos de ellos cuento historias. Debo estar segura de tener mi blog organizado en categorías y de este modo mis lectores podrán encontrar lo que les interesa. Las etiquetas también son fundamentales para que encuentren si es de #coaching #pnl #neurociencia pero principalmente lo que debemos hacer es contar algo que resulte verosímil.

Cautivar a los lectores


“Se original, muestra tu estilo y cuenta tu historia"

El hecho de escribir un blog le da a tu marca una voz, le permite a tu negocio tener otro brillo. Si eres una agencia creativa, puedes mostrar tus proyectos recientes, tus ideas inspiradoras o la cultura de tu compañia. Si eres un programador puedes mostrar consejos sobre tu conocimiento sobre la industria, las nuevas apps que salen, cómo solucionar temas técnicos de los celulares. Justamente los blogs tecnológicos son los que más están creciendo en sus seguidores porque el storytelling lo hacen concreto, conciso y conectan de inmediato con lo que necesita sus potenciales clientes y seguidores.


No importa qué tipo de negocio tengas, al final estamos inmersos en un mundo conversacional y siempre que tengas alguna historia para contar, es posible que tengas alguien que la quiera escuchar.




5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo