El arte de aceptar el no y los desafíos del liderazgo femenino


Hace unos años, observé la reactividad de una directiva española cuando me negué a publicitar en un canal de televisión que ella inauguraba. A pesar que le desee la mejor de la suerte en su emprendimiento y hasta le prometí difusión desde mis canales: newsletter, mailings y mis redes sociales(Facebook, Twitter y Linkedin), debo intuir que no le agradó mi verdad. Traté de ser sincera para que no perdiera el tiempo tratando de venderle a alguien que no le iba a comprar. Entonces le comenté que en mi caso, dado que constantemente soy invitada a colaborar en muchos medios de varios países y principalmente de España, no necesitaba pagar para tener un espacio en un canal de emprendedoras femeninas. Mi sinceridad provocó su reactividad y esta empresaria pidió darse de baja de mi newsletter. En otras palabras, cerró nuestros canales de comunicación porque también dejó de invitarme a sus eventos. Frente a este tipo de liderazgo femenino, contrario a todo lo que promulgo como coach, psicóloga y oradora, me quedo perpleja.

Las mujeres líderes deben combatir muchos obstáculos en estos tiempos pero principalmente deben aprender a canalizar sus emociones hacia una dirección positiva. Porque así nos evitamos comentarios maliciosos sobre nuestros descontroles y nuestro ciclo menstrual. No significa dejar de sentir sino simplemente moderar las emociones de una forma respetuosa y madura. Por otro lado, en estos días, dos colegas reaccionaron reactivamente tomando decisiones siguiendo rumorologías y sin contrastar datos. Otro ejemplo de liderazgo ineficaz porque el buen líder toma decisiones en base a la experiencia y no en comentarios de terceros. Y ya no estoy hablando como psicóloga, coach ni periodista ni escritora. Estoy hablando como ser humano. Al final de cuentas, la persona siempre trasciende cualquier rol.Afortunadamente, quedan aún líderes que cultivan la inteligencia emocional, el respeto, la escucha empática y se vuelven creativos en contextos difíciles. Me gustaría ver a más mujeres ejerciendo esas cualidades. Por el momento, me conformo con la generosidad y el entusiasmo de algunas líderes mujeres que tuve el placer de conocer. No quiero crearles presión por ser ejemplos de mujeres pero son por el momento, unas pocas que veo que avanzan a paso firme, compartiendo y equilibrando la razón con la emoción.

Aprovechando esto, comparto nuevamente una mesa redonda donde participé sobre el tema de Liderazgo en el programa "Hola Barcelona" de BTV (Barcelona Televisió) y precisamente hablaba sobre la humildad, tan necesaria para liderar y reconocer que no sabemos todo. Pueden verlo aquí:

#liderazgofemenino #mujeresemprendedoras #saberhacer #liderar #valores #HolaBarcelona #elliderazgosenaceosehace

0 vistas