Ni todo el dinero del mundo, paga nuestros derechos


Llegamos a un 8 de marzo de 2018 con los ánimos muy agitados. Desde Hollywood, el actor Anthony Rapp, acusó a Kevin Spacey de intentar agredirlo sexualmente en 1986, cuando Rapp tenía apenas 14 años. Más adelante, el teatro londinense Old Vic, del que Spacey fue director artístico entre 2004 y 2015, informó que recibió 20 denuncias de acoso sexual contra el actor. Netflix, la productora de "House of Cards", anunció que no volvería a trabajar con Spacey y ahora la protagonista principal será la actriz Robin Wright, y el director Ridley Scott decidió filmar de nuevo, con Christopher Plummer, todas las escenas que ya tenía filmadas con el actor en su nuevo film "All the Money in the World".

Casi al mismo tiempo, salieron muchas celebridades a denunciar al monstruoso Harvey Weinstein, que no sólo ponía dinero en las películas más interesantes de los últimos años. De idolo por sus producciones premiadas pasó a ser un ser deleznable para toda la comunidad hollywoodense, tan así que en la última entrega de premios Oscar, las reivindicaciones feministas se hicieron sentir y fue una de las más solemnes desde hace décadas. Aún así siguen habiendo muchas contradicciones porque vemos nuevas feministas de la vecina orilla que proclaman su repudio al acoso y a sentirse cosificadas y posan en Instagram casi como Dios las trajo al mundo y aludiendo a ser un pedazo de carne más que se vende en las carnicerías de la cuadra.

Lo vemos frecuentemente en Jimena Barón, por ejemplo, una actriz argentina que se declara feminista, es una abanderada del anti acoso y del movimiento “Ni una menos” pero antes de postear en su cuenta de Instagram con miles de seguidores contenidos que fomenten la reflexión sobre el género, postea fotos de ella ostentando su bien trabajado físico en el gimnasio. Entre una de las fotos aparece ella en bikini teniendo de fondo una carnicería y aludiendo a que ella es un pedazo de carne más. En su pensamiento parece imperar que las mujeres son libres siempre y cuando puedan exponerse como un producto más. Aunque otros pensemos que libre es el nudista que va a la playa sin ropa y no mira ni desea ser mirado pero presumo que no debe haber demasiada libertad para la mujer o bien hombre que expone sus curvas y sus abdominales como resultado del gimnasio o de la dieta Clean de turno. Es el hedonismo sin sentido en el que estamos envueltos hace décadas y que en este mundo contradictorio domina frente a la sensatez y la calma.

También ha surgido una reacción fundamentalista a todo comentario masculino sobre las mujeres. Hace poco, una mujer que fue acosada dos veces el mismo día en Buenos Aires, al ser entrevistada por Nicolás Repetto y él preguntarle cómo iba vestida, hizo surgir una polémica en los medios por el simple hecho de preguntar cómo iba. Lamentablemente, la vestimenta, el aspecto exterior sigue siendo una causa de las conductas inapropiadas y el periodista fue prácticamente crucificado por esa pregunta, lo que considero que estamos viendo la culpa no en el acosador ni en el abusador sino en la mirada del otro sobre el tema.

Sinceramente, las mujeres deben desear salir a la calle vestidas como quieran, con minifaldas, shorts, pantalones o como prefieran y ningún hombre debería atacarla ni decirle ningún improperio. Pero siendo realistas, hay más probabilidades que las mujeres sean objeto de frases procaces si está de short y de minifalda que si luce un burka. No es algo que apruebe pero sucede. Me enteré hace un tiempo que hicieron campañas de sensibilización en obreros de Montevideo y realmente los resultados se sienten cuando una pasa por una obra. La mirada siempre está pero una ya no escucha esos comentarios innecesarios. Las mujeres ya no quieren salir a la calle y sentir piropos, prefieren que las halaguen cuando hacen bien su trabajo en la oficina o por su labor como madres. Tampoco quieren que le digan "qué flaca que estás, divina", como si eso fuera tener algo bueno. Ni flaca ni gorda, esas no son cualidades del ser que quieran las mujeres de hoy aunque vivan algunas obsesionadas por llegar con panza chata a los cincuenta.

Este es un tiempo también para educar a nuestros niños, mujeres y hombres que siguen creyendo que el feminismo es sinónimo de machismo. Hace poco, la actriz argentina Araceli González declaró que no era feminista porque ella tiene hijo y marido, dando a entender que las feministas odian a los hombres y son poco cercanas a tener pareja masculina. Deberíamos preguntarle eso a la feminista Hillary Rodham Clinton , esa que siguió al lado de su marido tras el escándalo de Monica Lewinsky y se mantuvo leal a su marido, qué piensa de estas mujeres que creen que ser feminista es creerse más que los hombres o repudiarlos simplemente.

DISTINTOS PERO CON IGUALES DERECHOS

Pienso en Hollywood, tan avanzados están que aún hoy entre los nominados a Mejor Director por Largometraje aparecía casi imperceptible Greta Gerwig, directora de Lady Bird entre los genios de Christopher Nolan, director nominado por Dunkerque o el mismo ganador, el mágico Guillermo del Toro, director de la aclamada "La forma del agua" y los demás directores nominados Jordan Peele y Paul Thomas Anderson. Me dirán que hay más talento en el cine hecho por hombres que por mujeres, quizá esa será la razón de algunos. O simplemente será que las mujeres se han animado menos a dirigir que ellos y eso también viene de un tema cultural.

De estos temas culturales, sociales y de convivencia serán los temas que debemos discutir cada 8 de marzo mientras las mujeres sigan ganando treinta y cinco a cincuenta por ciento menos por el mismo trabajo que los hombres. Hace casi dos meses, la actriz Jessica Chastain trajo el debate de la paga en ellas. Por la misma película, la actriz Michelle Williams, con una carrera de veinte años y aclamada en muchos papeles recibió menos del uno por ciento de lo que recibió su compañero Mark Wahlberg. Segun informó USA Today en enero, Wahlberg recibió 1,5 millones de dólares para volver a grabar sus escenas en la película "All the Money in the World", mientras que Williams recibió un jornal de 80 dólares diarios, menos de 1.000 dólares en total. Lo curioso que ambos actores pertenecen a la misma agencia de representantes y tras la polémica, Wahlberg y la misma agencia William Morris Endeavor,actuaron y decidieron donar 2 millones de dólares a Time’s Up Legal Defense, fondo que ofrece apoyo legal a mujeres que hayan sufrido acoso, abuso e inequidad en el medio de trabajo. Wahlberg donó lo que cobró por filmar nuevamente las escenas, que fueron 1 millón y medio de dólares y la agencia donó 500.000 dólares, y todas las donaciones fueron en nombre de Michelle Williams.

Nos gustaría que esta solidaridad masculina se despierte en el Mercosur. De alguna manera, que un varón tenga vergüenza o sea apartado de la sociedad en caso de abusar o de denostar a una fémina. Pero más allá de la condena social, parece que la Justicia sigue marchando lenta en estos casos y de ahí que no se explique el aumento de los casos de feminicidios causados por machos celosos y posesivos o infanticidios, causados en muchos casos por mujeres sin corazón. Porque también la violencia existe en la mujer, esa de la que hablamos hoy. Lamentablemente la violencia se da de forma social y si se crece en una cultura que naturaliza los gritos, los insultos y los malos tratos, nadie puede pedirle luego peras al olmo. Por tanto, las políticas de prevención de la violencia deben reeducar tanto a mujeres como hombres porque muchas veces son las mujeres las que propagan esa cultura machista y sexista.

Hace un tiempo, estamos observando cierto desasosiego, cierto estado de obnubilación que nos tiene en penumbra cotidiana. Todo porque sentimos que proliferan en nuestra vida ciertos malentendidos, noticias de horror y de odio, diálogos inconclusos, ojos que no miran, oídos que fingen ser sordos y palabras vagas por no decir vanas. En su momento, ante tantas noticias de la continuación de la mutilación genital en África, de la lapidación de mujeres en países musulmanes, de los feminicidios en los países occidentales, de las críticas de nuestras pares, de la injusticia en los salarios según el género, buscamos negar la realidad, nos sumergimos en aguas subterráneas y nos cuesta salir a flote. En alguna que otra ocasión, por nuestra natural tendencia femenina de seguir adelante, reímos y lloramos todo de una vez, bueno pues esas dudas, esas incertidumbres se nos hacen más livianas.

Entonces además de estar conectadas a Internet, solemos estar mucho tiempo conectadas con nuestras dudas y con nuestra melancolía. Nos damos cuenta que es precisamente nuestra alma crítica y vulnerable la que nos conecta con los otros y entonces el mundo nos parece simpático y desarrollamos nuestra empatía y nos negamos que ese mundo, que cambia más rápido que nuestras ideas, nos aísle y nos repliegue. Entonces continuamos curiosas, nos interesa lo que los otros sienten y piensan, pese a que hablamos en la misma cantidad a la que escuchamos y entonces planeamos sueños al mismo tiempo que añoramos lo que ya no tenemos y entonces valoramos cada gesto, cada mirada. En esa comunicación con nuestro mundo privado donde nos evadimos y donde parece que nadie entra, aparece la energía incesante de nuestros socios, la unión con otras mujeres emprendedoras o simplemente amigas y en esto nos acordamos de mucha gente que no entiende que haya un día, que cree que es un día de festejo, como el día del amigo. Todo esto nos hace atrincherarnos más en nuestras ideas, opiniones, hábitos y al final de cuenta seguir reivindicando el poder reflexivo de la melancolía, de la conciencia de todo lo que se puede mejorar, porque sólo conociendo la oscuridad, conquistaremos más asiduamente la luz. Quizá algún día tanto a hombres como mujeres nos iluminen días de respeto, igualdad, cooperación y paz donde ningún padre o madre tema por sus hijos. Cuando llegue ese día, se habrá hecho la Luz.

#MarkWahlberg #MichelleWilliams #GretaGerwig #directorasdecine #realizadoras #feminismo #8demarzo #GuillermodelToro #PaulThomasAnderson #ChristopherNolan #JessicaChastain #USAToday #igualdaddeoportunidades #Timesup #acososexual #WilliamMorris #allthemoneyintheworld #RidleyScott #Netflix #houseofcards #NicolasRepetto

19 vistas