12 MESES Y 12 RAZONES PARA SEGUIR EN 2021

Pasó el 2020 y sentimos que pasó uno de los años más difíciles para los emprendedores y profesionales independientes. Todas las personas que cuentan con trabajo fijo e indefinido se debieron acostumbrar al home office y a lidiar con ser tutores de la educación de sus hijos porque la presencia virtual de los maestros parte del año fue muy limitada. Hacía unos años que no hacíamos las 12 razones para seguir pero dado el duro año que atravesamos y superamos, ahí van nuestros 12 motivos para seguir.



  1. Seguir siendo pioneros en introducir las últimas teorías en management a la región del Mercosur, ya lo hicimos en su momento en España y ahora seguimos formándonos y formando a psicólogos, coaches, maestros, profesionales independientes en Neuroliderazgo, coaching y PNL.

  2. Durante muchos años estuvimos prometiendo a nuestros clientes en España la digitalización de nuestros cursos y con la pandemia, lo que hacía tres años prometíamos hacer, lo hicimos en 1 mes. Ya en mayo teníamos parte de nuestros cursos online y seguimos agregando vendiendo en países como Argentina, Alemania, España, Paraguay, Perú y Uruguay.


3.El pasado 2020 fue un año donde expusimos toda nuestra resiliencia, muchos emprendedores gastaron su colchón de ahorros y en esos momentos aflora la creatividad, tan necesaria para salir airosos de los obstáculos. De mis grupos de empresarios, me entero que un empresario mexicano de cines, que ya lleva diez meses con sus negocios cerrados con las evidentes pérdidas de liquidez que implica eso, se le ocurrió alquilar su barco y hacer recorridos por el mar de Cortés y este negocio floreciente lo tiene activo y ha transformado su ánimo.


4. El aislamiento del covid-19 nos llevó a parar la vorágine que estábamos y eso implico vernos más claramente en el espejo y revisar también las personas que nos rodean. Muchas de las personas que estaban frecuentemente con nosotros no resultaban una influencia positiva y otras comenzamos a valorar más. Hay muchos emprendedores, que ante el bloqueo de créditos de bancos debieron recurrir a la familia y se dieron cuenta que el origen no siempre es el comienzo de nuestros males sino es también un refugio para comenzar de nuevo.


5. Ante el cierre de negocios de ropa y de centros comerciales, nos dimos cuenta que necesitamos pocos muebles y ropa para vivir. No nos habíamos dado cuenta que un hecho tan simple como el lavado de manos podía ser fundamental así que debemos agradecer los países que tenemos todas las redes de saneamiento y desear que zonas que no tienen buenas condiciones de higiene, puedan pronto tener la posibilidad de agua potable y vivir en una zona segura a nivel militar como de salud.


6. Se nos amplio el mundo. Ahora nuestra clientela no es sólo a nivel local, España o Uruguay. Ya hacíamos sesiones de terapia psicológica y coaching por Skype o WhatsApp pero ahora con los cursos online podemos vender a todo el mundo.


7.Todo este nuevo mundo es un incentivo para mejorar porque al abrirnos al mundo, estamos compitiendo con grandes de desarrollo personal, autores de best sellers que se han puesto a vender online también. Entonces nos queda lo de crear alianzas, como ha sido el VII CALM donde han intervenido grandes como Álex Rovira, Francesc Miralles, Karen Montalva, Maya Sigala, Carlos Servian, todos son profesionales que venden sus cursos online como pan caliente y además tienen la humildad de los grandes y disfrutan de compartir su espacio con otros.


8. El 2020 fue el año de la vulnerabilidad además de la resiliencia. Los egos quedaron relegados y afloró la necesidad de pedir, de asociarse, de cooperar, de ayudar. No todos salimos con trato justo de esta pandemia. Seguramente los funcionarios públicos y bancarios estén agradeciendo su estabilidad laboral porque hoy en todos los campos independientes abunda la incertidumbre. Navegar la incertidumbre sin ansiedad, con calma y metas claras parece ser el objetivo principal en 2021.


9. Podemos tener las mejores creencias sobre el futuro pero nadie es clarividente para saber que se cumplirán. La única forma de saber que todo saldrá bien es trabajando en pos de ello. Nadie sale de las crisis sin esfuerzo. No podemos esperar más de nadie que de nosotros mismos y luego reunirnos con las personas correctas porque pese al aislamiento todos sabemos que no estamos solos. En la mezcla, la variedad de personas está nuestra riqueza. Una clave que vengo desarrollando desde 2017 es impartir cursos de Neuroliderazgo donde doy claves para parar, estar atentos y plenos. Nuestra mente está llena de creencias, pensamientos automáticos y pensamos mucho más de lo que sucede, comprender el funcionamiento de nuestro cerebro nos ayuda a potenciar nuestro presente y planear bien nuestro futuro con foco. Porque todo es un tema de foco y de propósito.


10. Debemos asumir que cada vez seremos más tecnológicos y más humanos. Porque lo que nos demostró el mundo Covid-19 es que si bien vamos a usar mucho el teletrabajo y todas las plataformas virtuales pero el contacto humano, el abrazo, una buena conversación cara a cara valen tanto como la facilidad de hacer un curso online desde la comodidad de nuestra casa. Tenemos el desafío de no descuidar lo humano ante la invasión de lo tecnológico.

11. Ante la impuesta burbuja social propuesta por los gobiernos, en 2021 nos salvará también el amor. Desde la compañía de nuestra pareja, hijo, padres, hermanos, veremos que cada vez que recurramos a esos seres de referencia se alivianarán nuestras cargas.

12.Además de lavar nuestras manos para evitar virus y bacterias, debemos lavar nuestras conciencias, erradicar los pensamientos negativos e inútiles que no nos dejan ser ni hacer y para eso recomiendo que pensemos bien para así actuar mejor y si quieres saber cómo, tenemos una oferta de verano o de invierno según la zona en la que vivas para que fomentes tus mejores creencias. Puedes saber más aquí



7 vistas0 comentarios